top of page
Buscar
  • Foto del escritorAdolfo Robles, Médico Veterinario, UACH

Un paso más en la automatización, salir de la inercia.

Actualizado: 10 nov 2020


Desde fines de la década del '90 la comercialización de vacunas irrumpe en la salmonicultura nacional como herramienta para el control y prevención de enfermedades, sobre todo dirigidas a mortalidades generadas en la fase de agua dulce específicamente por IPNv. Lideraban los ensayos en esos años laboratorios como Bayer, Aqua Health, Alpharma, Recalcine, Intervet, Veterquimica entre otros. En los años posteriores se sumarían nuevas enfermedades a controlar, teniendo los laboratorios y departamentos de salud de las compañias que redoblar esfuerzos parara lograr en el menor tiempo posible productos que resultaren útiles y eficaces en la prevención.

Actualmente y luego de pasar mucha agua bajo el puente, podemos mencionar que, Laboratorios como Anasac, Centrovet, Elanco, FAV, MSD, Pharmaq y Veterquimica, ofertan al mercado una amplia gama de vacunas orales, de inmersión e inyectables mono y polivalentes para enfermedades producidas por patógenos como IPNv, Piscirickettsia salmonis, ISAv, Vibrio ordali, Aeromona salmonicida y Flavobacterium. Durante el año 2019 de aplicaron de forma inyectable sobre 470 millones de vacunas, esto supone un desembolso estimado por parte de los laboratorios y/o salmoneras de aproximadamente $5.000.000.000 en pago de servicios a terceros.

La vacunación manual, muy intensiva en mano de obra con los años ha sabido especializarse, logrando un grado de eficiencia impensado pero no exenta de riesgos, problemas y quejas de parte de los piscicultores, laboratorios y propietarios de las empresas prestadoras. Riesgos que se originan en la accidentalidad del personal, tanto en el trayecto como en el trabajo propiamente tal, donde el accidente por auto inyección de vacunas puede tener consecuencias que van desde la leve inflamación hasta la amputación de falanges en casos extremos, por otra parte, la alta demanda de teams de vacunación que se genera en la temporada estival presenta inconvenientes para conformar adecuadamente los equipos por parte de las empresas prestadoras, generando en ocasiones retrasos, incumplimientos y quejas de las compañias contratantes.

La automatización de este proceso, realizada desde hace mucho tiempo en Noruega donde aproximadamente el 80% de las aplicaciones son realizadas por máquinas a diferencia de Chile donde no se supera el 5% nos hace pensar que ya estamos a tiempo de dar el gran paso en esta área, que sin duda traería muchos beneficios no solo en materia de eficiencia operacional con ahorro de costos y mejor programación, sino que también estaremos contribuyendo a generar mejores puestos laborales, más seguros y de mayor calificación y competencia para los trabajadores del rubro.

Actualmente la oferta distingue máquinas de vacunación semiautomáticas y automáticas permitiendo a pisciculturas de distintos tamaños, tener acceso gradual a esta tecnología, de acuerdo a su requerimientos y posibilidades de inversión y abriendo la posibilidad de desarrollar nuevos modelos de negocio a las empresas ligadas a los servicios de vacunación de peces.


"Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo" Albert Einstein.







91 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page